Ucrania se va inclinando cada vez más hacia el nacionalismo

La apuesta nacionalista de Yulia Timoshenko va cogiendo enteros. Su apuesta por la confrontación con Rusia le da serias oportunidades de llegar al poder a la ex primera ministro, sin importar el precio a pagar para llegar a este objetivo.

Al poco de caer el presidente Victor Yanukovich, salía de la cárcel la ex primera ministra Yulia Timoshenko. Acto seguido fue a la plaza central de Kiev, el Maidán, dónde fue recibida con bastantes más pitos que aplausos. Muchos ucranianos la asociaban en aquel momento con el régimen corrupto, independientemente de qué partido estuviera en el poder, controlado por oligarcas que había llevado al país a la situación de descontento extremo. Ella misma se encontraba en la cárcel por un proceso, algo politizado, pero de corrupción al fin y al cabo.

Ya en esos momentos, febrero de este año, las protestas populares se encontraban cada vez más controladas por grupos nacionalistas varios. Estos grupos, sin una dirección única, habían encaminado el descontento de la población hacia la búsqueda de un responsable de la situación del país. La responsabilidad se dividía entre todos los representantes de los gobiernos anteriores, pro occidentales o pro rusos, por un lado, y el estado ruso por el otro. La formula se resumía que el poder anterior en connivencia con Moscú había llevado a Ucrania a una situación de pobreza, y por ello descontento, cada vez mayor.

Yulia Timoshenko a duras penas superaba en las encuestas de valoración al anterior presidente Yanukovich. Había políticos, como el ex boxeador Klichko o el empresario Poroshenko, con unas perspectivas mejores que las suyas, y sobre todo sin su pasado manchado de corrupción. Sin embargo, desde entonces la situación ha cambiado de manera drástica.

Antón Podlutskiy, el jefe de una de las mayores agencias de noticias de Ucrania, RBC.UA, calificaba en febrero a Timoshenko como un tiburón blanco de la política. Según él, ella es capaz de adaptarse a cualquier medio y comerse a cualquier adversario que se le plante. Esta descripción parece ser muy justificada como ha demostrado la trayectoria de Timoshenko en los últimos meses.

El gobierno transitorio que se formó tras la caída de Yanukovich fue dominado en las posiciones claves, presidente Turchínov, primer ministro Yatsenyuk o ministro del interior Avakov, por gente de Timoshenko. Ella misma rechazó entrar en el ejecutivo, con lo cual evita cualquier desgaste de popularidad a pesar de recoger los frutos positivos. Es decir, se escuda en los fracasos y saca pecho en los aciertos de este gobierno.

Caos y nacionalismo agresivo
Este gobierno dominado por Timoshenko, estaba pensado en un primer momento como puramente de transición, pero la época que le ha tocado, y sus pasos, le están dando un protagonismo sustancialmente mayor que el esperado. La invasión de la península de Crimea y su adhesión a Rusia junto a las revueltas en el este de Ucrania le han dado a Timoshenko la oportunidad de subir rápidamente en las encuestas de intención de voto.

Timoshenko ha cogido sin dudar el testigo del nacionalismo ucraniano más agresivo y ha hecho suyo el discurso de enfrentamiento con Moscú. Deja atrás de una manera un tanto disimulada sus tratos del pasado con Putin, a quién conoce desde los años noventa gracias a negocios en común. No se ha cansado de amenazar a Rusia con una guerra, en la cual según Timoshenko borraría del mapa a los rusos ucranianos.

Este discurso tan agresivo ha demostrado que funciona en combinación con otros elementos. Estos últimos son ni más ni menos que la operación antiterrorista del este y el sur de Ucrania. Como ya informó Gara ayer, es el actual gobierno de Kiev el responsable de los enfrentamientos civiles que han llevado a las muertes de la ciudad ucraniana de Odessa. Y se esperan más acciones similares en el futuro.

Todos estos actos violentos se presentan al público ucraniano como claras agresiones a la unidad nacional. Sin la posibilidad de consultar de manera sencilla medios de comunicación alternativos, la opinión pública admite la versión oficial promovida por el gobierno como real, y sobre todo, única valida. Por ello, la operación militar gubernamental en el este del país, de dudosa legalidad con la ley en mano, es cada vez mejor vista por una parte del electorado.

Yuliya Timoshenko está haciendo campaña basándose en una cada vez mayor división de la sociedad ucraniana. Haciendo suyo el discurso más radical y escudándose en un gobierno controlado, Timoshenko consigue ir subiendo enteros sin el desgaste de estar en el poder. Por si ello no fuera suficiente, ataca sin dudar a los contrincantes. Así, ha cargado contra el -hasta ahora- máximo favorito en la carrera electoral para ser el próximo presidente de Ucrania, el millonario Petro Poroshenko. Este millonario financió en el pasado el partido de las Regiones, al cual pertenecía el anterior presidente Yanukovich. Timoshenko no duda de acusar al millonario de simpatías pro rusas cada vez que éste intenta buscar una solución dialogada a la crisis separatista que viven el este y el sureste de Ucrania.

Por si esta campaña electoral, agresiva y nacionalista a partes iguales, no fuera suficiente, Timoshenko dispone todavía de varias cartas en la manga. La más importante de ellas es la maquinaria del estado. Existen pocas dudas entre los analistas que siguen los sucesos en Ucrania, de que en un momento dado Timoshenko podría -sin problemas ya que tiene todos los instrumentos necesarios- falsificar los resultados electorales. Ya ha declarado que no dudará en volver a provocar una revolución en caso de no obtener la victoria electoral.

 

*Publicado originalmente en GARA (12/05/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s