5 años de independencia de Kosovo II

«Si la UE no asume una postura clara y unívoca, lo mejor es que se vaya»

Avni Zogiani (Grabovc, 1970) es un activista y periodista de investigación. Lidera COHU, organización que lucha por la democracia y contra la corrupción en Kosovo. Independentista, es muy crítico con el padrinazgo de la UE que, a su juicio, está sumergiendo el proceso de autodeterminación en la indefinición y en la corrupción.

Kosovo celebra hoy el quinto aniversario de su proclamación unilateral de independencia. ¿Como valora estos primeros cinco años de independencia?
Realmente no veo ninguna diferencia no solo en los cinco, sino en los últimos doce años. Sí, ahora tenemos un gobierno hablando del reconocimiento de la independencia pero, en la práctica, nada ha cambiado, y si es que ha cambiado ha sido a peor, como la economía, la educación o el sistema de salud. Seguimos teniendo a los internacionales (término con el que en Kosovo se refieren a las misiones internacionales aquí desplegadas) básicamente diciéndonos lo que debemos hacer. Es básicamente lo que ha pasado.

¿Cómo valora la misión internacional de la Unión Europea presente en Kosovo?
Ahora tenemos la misión europea EULEX (misión europea para implantar el estado de derecho en Kosovo), la cual no ha cambiado demasiado desde la misión de la Naciones Unidas UNMIK. Lo que ha cambiado es la campaña pública sobre su trabajo. Salen mucho en los medios locales enseñando su trabajo. Pero en realidad no vemos que suceda nada. Tenemos más corrupción desde la llegada de EULEX, el sector público está completamente politizado y los miembros del partido en el poder son omnipresentes.

¿Cómo es posible que con el paso del tiempo y el trabajo de EULEX la corrupción no disminuya? 
Para los internacionales, la corrupción en Kosovo fue siempre una herramienta mediante la cual controlar a los políticos. Si luchas contra la corrupción, te quedas sin tu mejor herramienta para controlar la política. Las élites política, de la sociedad y la de los medios están conectadas a los internacionales por el hecho de que ellos viven en la impunidad, pero a cambio les dan los resultados que los internacionales necesitan para implementar sus objetivos políticos. La corrupción y la élite antidemocrática están estrechamente ligadas. Nos volvemos más pobres cada vez, con un 50% de la población viviendo ya en la pobreza. El desempleo no hace más que aumentar. Seguimos debatiendo sobre el norte de Kosovo (habitado por población serbia), una situación que no ha cambiado desde la llegada de los internacionales. Incluso con la independencia hemos entrado en otro estatus, ya que la Unión Europea no tiene un consenso sobre nuestra independencia, y por ello tienen que aguantar este estatus mediante una élite corrupta. El hecho de que muchos casos de corrupción documentados y demostrados hayan quedado impunes indica que los internacionales no tienen interés por combatir la corrupción.

¿Cuál es la idea nacional, el proyecto de Kosovo con el actual primer ministro, Hashim Thaçi, a la cabeza?
La persona que sabe menos sobre la idea nacional del Kosovo de Hashim Thaçi es el mismo Hashim Thaçi. Su única idea es que él y sus hermanos se conviertan en millonarios. Un ejemplo, el embajador de Kosovo en EEUU gana el doble que el presidente Barack Obama. Esa es la clase de políticos que tenemos.

¿Qué debe cambiar en Kosovo para mejorar la situación actual?
La UE debe afrontar la realidad o irse. Si siguen ignorando el hecho de que necesitan consenso en su seno sobre Kosovo, y así poder presentar una solución creativa, deben irse. Así probablemente estaremos mejor. No habrá más corrupción que la que hay, y es imposible que haya más crimen. ¿En qué nos ayudan? En nada, solo en que Hashin Thaçi siga ganando elecciones.

En la búsqueda del consenso, todas las soluciones que la UE puede ofrecer para Kosovo siempre se topan con Serbia.
Ese es el problema. Tenemos dos misiones que chocan. Por un lado, la que se encarga del diálogo y, por otro, la misión de la UE, EULEX. Son dos misiones que están en conflicto entre ellas. Si llevas a cabo la misión por el estado de derecho vas contra el diálogo, ya que los políticos kosovares encargados del diálogo deberían estar en prisión. Eso pararía el diálogo, y como el diálogo es lo más importante para la UE, pues descuidan la misión EULEX.

¿Cuál podría ser la solución con Serbia?
La solución que proponen es quizás la peor posible. Se han dado cuenta de que tienen dos comunidades que no pueden vivir juntas en unas instituciones y bajo una Constitución. Así que están haciendo unos espacios económicos y legales paralelos, uno para cada comunidad. Eso eternizará el conflicto entre albaneses y serbios en Kosovo. La mejor solución sería admitir que no es posible instalar el estado de derecho en esa parte (los enclaves serbios en Kosovo), y darles a elegir qué es lo que quieren hacer, incluso dejarles integrarse con Serbia si ellos quieren. Mejor la división que un conflicto. Los americanos y europeos tienen que ser más claros, afrontar y respetar la realidad sobre el terreno. Si en esa parte no existe un Estado de Kosovo, hay que dejarle a la gente elegir qué es lo que quiere hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s